Cómo desatascar el fregadero FÁCIL Y EFICAZ

El fregadero es una de los elementos del hogar que más acostumbra a padecer los atascos. En él lavamos cubiertos y platos y en estos hay restos de comida, y si bien resguardemos las cañerías poniendo en el desagüe tapones coladores, se pueden filtrar comestibles y otras substancias que se adhieren a la pared de la cañería y pueden causar un atasco transcurrido poco tiempo.

Si tenemos la mala suerte de toparnos frente a un fregadero atascado debemos usar herramientas y productos, deja de preocuparte, te vamos a enseñar ciertas técnicas caseras para desatascar el fregadero que esté muy bloqueado.

Cómo desatascar el fregadero empleando un desatascador de tuberías

La primera cosa que debemos hacer a fin de que el desatascador de cañerías funcione, es tapar el rebosadero de agua del fregadero, esto es, las rehendijas que sirven a fin de que fluya el exceso de agua y evitan que esta se salga. Para esto emplearemos cinta adhesiva, y si no tenemos cinta usaremos una gamuza, la que sostendremos con una mano contra el rebosadero con mucha fuerza. Después, con la otra mano, vamos a llenar la pila de agua y comenzaremos a bombear el desatascador, y con el efecto de absorción que vamos a haber creado al tapar el rebosadero, se desatrancará el fregadero.

Finalmente, retiraremos el material sólido que bloqueó el fregadero y lo vamos a llevar al bote de basura.

Cómo desatascar un fregadero utilizando agua hirviendo, bicarbonato y vinagre

Si no quieres llamar al fontanero existe un procedimiento afable con el medio ambiente que puede efectuar de manera fácil, dejando el desagüe libre de obstrucciones, desinficionado y sin malos olores. Eso sí, siempre que la causa del atasco no sea muy grave.

Hay múltiples formas de desatascar el fregadero de forma natural. Acá te ofrecemos una solución económica y simple, veloz y segura. Cualquiera puede efectuarlo, aun las personas con inconvenientes alérgicos. Esta fórmula puede hacerte ahorrar tiempo y, sobre todo, dinero en tanto que los ingredientes que se emplean son comunes. Son productos que tenemos a mano y no son peligrosos ni costosos.

¿Qué vais a precisar? 1/2 taza de vinagre y media caja de bicarbonato de sodio. ¡Cuidado! La combinación de los dos productos acostumbra a hacer una reacción espumosa que poquito a poco va a ir desapareciendo.

Procedimiento:
Vierte por el caño, al tiempo, 1/2 taza de vinagre y media caja de bicarbonato de sodio.
Pone el tapón de forma rápida.
Espera unos treinta minutos, hasta el momento en que la efervescencia pase.
Quita el tapón y vierte agua hirviendo en el fregadero, dejando que el agua fluya de forma libre.

Si ves que no ha funcionado, repite el proceso.

Este procedimiento, aparte de cumplir con la función de desatasco del fregadero, que acostumbra a ser muy habitual por la acumulación de grasa y restos de comida, cumple la función de lavar y desinficionar las cañerías, suprimiendo los malos olores. Haz este proceso una vez por semana para desinficionarlo y eludir que se acumule la suciedad. De esta forma, lograrás tu fregadero esté limpio por la parte interior y por fuera.

Si vemos que el atasco continua, vamos a deber reiterar otra vez todas y cada una de las fases del proceso.

Desatascar el fregadero utilizando coca-cola (Mito o bien realidad)?

Este es un procedimiento de desatrancar fregaderos sencillísimo y que poquísima gente conoce. Ciertos afirman que es un mito y otra gente afirma que marcha de veras. Nosotros te recomendamos que lo verifiques por ti. Cuando veamos un atasco solo vamos a deber contar con de 2 o bien 3 latas de coca-cola, las que debemos verter por el fregadero y dejar descansar unos quince minutos.

Tras ese tiempo vamos a poder ver como las cañerías se han quedado plenamente desatascadas. De no ser de esta forma vamos a poder reiterar el proceso hasta el momento en que el desatasco se haya realizado con éxito, aun como complemento podemos verter al final un tanto de agua hirviendo para favorecer la supresión completa del atasco.

4 Consejos para eludir atascos en el fregadero

Tirar bien los restos de comida de los platos ya antes de fregarlos
Lo más normal es que los fregaderos de las cocinas se bloqueen por culpa de los restos de comida que quedan en los platos, de ahí que se aconseja tirar todos esos desperdicios a la basura ya antes de adecentar los platos en el fregadero. En ocasiones se amontonan muchos platos en fregadero ya antes de limpiarlos, y cuando abrimos el grifo los restos de comida que haya en ellos van directos al desagüe, y si bien sean pequeños estos restos de comida se pueden adherir a las paredes de las cañerías y causar un atasco en el futuro.

1. Poner rejas protectoras en el fregadero para evitar atascos

Como ya mentamos ya antes, los restos de comida pueden causar un buen atasco en nuestro fregadero. Para asistirnos a que estos no se lancen por el desagüe por desatiendo podemos poner rejas protectoras en los fregaderos para retener en ellas cualquier elemento sólido. Las venden en cualquier ferretería y no valen mucho dinero.

2. No lanzar por el fregadero aceites utilizados ni disolventes

Verter aceite o bien disolvente por el fregadero puede causar graves atascos en nuestras cañerías, y es que si estos elementos se mezclan con algún género de jabón pueden formar un tapón de mucha dureza que bloqueará la red de cañerías y puede llegar a requerir que se levante el suelo de la residencia para quitarlo. Recoge estos productos en frascos o bien garrafas y llévalos a un punto limpio, aparte de resguardar el medioambiente evitarás futuros atascos.

3. Agua hirviendo una vez a la semana

Se aconseja echar una olla de agua hirviendo una vez por semana por el fregadero, con esta simple acción suprimirás la grasa que se haya podido quedar amontonada en el desagüe del fregadero.

4. Limpiar las cañerías cada dos meses

Asimismo se recomienda efectuar una limpieza casera de las cañerías de la casa cada un par de meses. Para esto solo debes verter medio vaso de diastasa química o bien de bicarbonato por el fregadero y después medio vaso de vinagre blanco. Espera unos minutos y acaba la acción lanzando una olla de agua hirviendo. Si en tu casa es frecuente padecer atascos puedes reiterar este proceso más frecuentemente.